Lista de morosos

Te explicamos la importancia de salir de las listas de morosos para pedir una hipoteca

Para nadie es un secreto que dependemos fuertemente del sistema financiero, siendo imprescindible tener una buena calificación, es decir, no representar ningún riesgo de ser “mala paga”. Sin embargo, no todos pueden con la presión de sistema y caen las famosas “listas de morosos”, registros a nivel nacional que informan quienes tienen pendiente algún pago, por el motivo que sea, a cualquier entidad de tipo financiera o de suministros.

Aparecer en las listas de morosos hará que, inevitablemente, se deniegue la aprobación de un crédito hipotecario, mientras nuestro nombre se encuentre ahí registrado. Si estás empezando los trámites para una hipoteca, quédate, que esta información te interesa.

Empecemos por lo básico ¿Qué son las listas de morosos?

Popularmente, son conocidos con ese nombre, pero este tipo de registros se conocen en el sector como “ficheros de solvencia patrimonial” o “sistema de información crediticia”. Las listas de morosos se pueden considerar como una gran base de datos, que recoge información de las personas que no ha cumplido con su compromiso de pago, tanto si son personas físicas, como si son jurídicas. Los datos recolectados corresponden a deudas de carácter dinerario, crediticio o financiero.

¿Cómo se cae en las “listas de morosos?

Para llegar a figurar en las listas de morosos, se deben dar varias circunstancias a la vez. No se trata, simplemente, de que no pagaste y de una apareces en el registro. Las principales circunstancias que den ocurrir para eso son las siguientes:

  • Impago de la deuda, como mínimo desde hace 4 meses.
  • Importe mayor a 50 euros (personas físicas) o 300 euros (personas jurídicas).
  • Haber dado el consentimiento firmado de que la entidad, que nos reclama el impago, puede incluir nuestros datos en este tipo de registros.
  • La entidad que reclama el dinero debe ser quien haga el trámite para incluirnos en los registros, una vez se cumplan las condiciones anteriores.
  • Que no esté en curso una reclamación por un procedimiento arbitral o demanda judicial por parte del afectado, es decir, que el supuesto moroso no está conforme con la reclamación del pago, por lo cual, esta cuestión legal debe quedar resuelta antes de hacer la inclusión de los datos del afectado.

Las solicitudes de crédito se afectan con este registro de morosos

El registro de morosos puede tener un impacto significativo en la capacidad de una persona para obtener financiamiento. Las empresas consultan estos registros antes de tomar una decisión sobre una solicitud de crédito, y pueden considerar a un cliente que figura en el registro, como un riesgo. Esto puede llevar a la negación de la solicitud de una tarjeta de crédito, un préstamo personal o incluso una hipoteca. Por lo tanto, es importante mantener un buen historial crediticio y evitar ser incluido en estos registros.

¿Cómo saber si aparezco registrado en uno de estos ficheros?

Existen varios registros de morosos en los que puedes estar incluido, como ASNEF, RAI, Experian-Badexcug, entre otros. Es posible que tu nombre aparezca en más de un registro a la vez. Para verificar si estás en un fichero de morosos, puedes consultar directamente las páginas web de cada registro o a través de la Agencia Española de Protección de Datos. Esto es importante para mantener un buen historial crediticio y tomar medidas para corregir cualquier error, en caso de que estés en un registro de forma equivocada.

El registro en ASNEF

Para saber si estás en el registro de morosos de ASNEF, puedes hacer una solicitud por correo ordinario o correo electrónico. Es importante tener en cuenta que, si tus datos han sido incluidos en el registro, la empresa te enviará una carta de notificación. Si no has recibido una carta, es probable que no estés en el registro, aunque, siempre es recomendable realizar la solicitud para estar seguro. Sin embargo, en caso de que haya ocurrido un error en el envío o recepción de la carta, es posible que tus datos aparezcan en el registro sin que lo sepas.

Si tienes un historial de morosidad y apareces en un registro como ASNEF, será más difícil obtener una hipoteca. Es probable que el banco rechace la solicitud, a menos que tengas un aval hipotecario. Por eso, antes de solicitar una hipoteca, es importante tomar medidas para salir del registro de morosos. De esta forma, aumentarás tus posibilidades de éxito en la solicitud de hipoteca.

¿Necesitas ayuda para comprar tu vivida usando una hipoteca? Déjanos ayudarte, en Finques Rius somos expertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *